Los Herederos

Los herederos
¡Oh, felicidad sin ocaso!…
¡oh amor! de eterna lumbre!…
la tierra, es un breve paso,
para llegar a la cumbre!…

!Oh Dios!, mi perenne duelo,
mientras estoy en la tierra…
tu morada acá en el suelo
es, la del pobre, que no yerra!…

Hazme pobre, como Tú,
pobre, pobre, sin medida…
eso lo espero de ti,
lava, lava, mi partida

Mi adiós a la madre tierra
es un gozo permanente…
deja la mano la sierra
y el espíritu silente
ante ti, único centro
de vida eterna sin fin…
yo gozo, sin saber nada;
que será cuando contemple
sin velo tu realidad!…

Gracias, Señor
Gracias al Dios infinito!…
Tú, me sabes comprender…
gracias, el duelo es finito
con fulgor de bienandanza

Gracias, acogiste el ruego
que, suplicante te hacía…
gracias, yo lo merecía
para seguir adelante…

Gracias a quien me ayudó
a subir tal escalada…
gracias, tu luz se ocultó
porque no se viene nada…

Gracias, la breve expresión
fue tornada en negación…
soy feliz! no es ilusión
para no ser aceptada!…

Exulto de gratitud
ante ti, Dios Trino y Uno
gracias por este laud
tan sonoro y oportuno,
que canta himnos de amor.
Hna. Tarsicio hpm. 1987-5-5

Manuscrito Original

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies